El futuro FinTech: la evolución de la banca digital

A finales de 2017, más de un 37 % de los españoles afirmaban hacer uso de servicios de tecnología financiera o FinTech: plataformas de pago y transferencia de divisas, banca on-line, apps móviles o servicios de mobile payment son algunas de las aplicaciones de la nueva banca digital.

Fuera de España, la acogida de las nuevas empresas FinTech tiene su mayor exponente en China, donde el 69 % de los usuarios utilizan ya servicios de tecnología financiera en su vida diaria, y la India, donde ya cuenta con un 52 % de penetración entre sus usuarios. Hablamos de millones de personas que ya utilizan servicios FinTech en dos mercados emergentes.

Hoy, la adopción en los mercados emergentes supera el 46 % y más del 33 % de los consumidores utilizan múltiples servicios de tecnología financiera. Mientras en 2015 el 62 % de los clientes conocían estos servicios; hoy, gracias a la inversión en marketing y publicidad, ha conseguido que estas cifras alcancen el 84 %.

¿Pero cuáles son las claves que han permitido esta rápida acogida de los servicios de FinTech por parte de los consumidores? Vamos a verlo en detalle.

Claves para la evolución de los servicios FinTech

Desde la aparición de la banca digital, el número de usuarios activos de estos servicios se ha ido incrementando año tras año. Esta revolución se inicia en 1995 con el primer banco virtual, el Security First Network Bank; PayPal se presentará al mundo en 1998; la primera criptomoneda -el bitcoin- se lanzará en 2009 y las grandes firmas como Apple o Google concebirán y difundirán sus propios servicios de mobile payment a partir de 2011. Sin embargo, más allá de estos datos históricos, la mayoría de los expertos en tecnología financiera coinciden en destacar cuatro factores clave de su rápido auge:

  1. La asistencia multicanal para los usuarios, que se traduce en smartphones, tablets, PCs, ordenadores portátiles e incluso gadgets como el smartwatch o reloj inteligente. La posibilidad de disponer de Internet en el bolsillo del pantalón o en nuestra muñeca nos dota de opciones que eran impensables hace solo unas décadas.
  2. La tecnología de la nube (Cloud), que permite un almacenamiento descentralizado al que podemos acceder desde cualquier lugar, facilitando la información y los servicios financieros que antes requerían de un espacio físico.
  3. El uso de criptomoneda o moneda digital, que ofrece transacciones a nivel global, menor número de intermediarios o transparencia en los pagos, entre otras ventajas que han hecho crecer a pasos agigantados el mercado de la tecnología blockchain.
  4. Tecnología de pago con móvil o mobile payment. Con Android, Apple o Google como pioneros, el servicio de pago sin contacto -que se traduce en un escaneo rápido del Smartphone- ofrece seguridad, velocidad, y marca el inicio de una nueva forma de hacer negocios y administrar nuestro dinero.

El futuro es FinTech

El auge del FinTech también ha supuesto el incremento de empresas de crowdlending que ponen en contacto a pequeños inversores y firmas que requieren financiación, con empresas de transferencia de fondos y empresas de asesoramiento e inversión digital. Nos encontramos en un momento donde se está construyendo un mercado único a nivel financiero, y si bien esto exigirá una cooperación entre los grandes actores y un marco regulador que proteja al consumidor, todo apunta a que los servicios de tecnología financiera están preparados para encarar este reto.

En GammaUX contamos con un equipo de expertos en usabilidad en plataformas de banca digital. Cuenta con nosotros, si lo necesitas.